domingo, 13 de noviembre de 2016

Siestas

He vuelto a publicar el proyecto de las siestas. Empecé este proyecto cuando el marmotillo mayor era pequeño. Ahora lo estoy continuando con el marmotillo pequeño. Lo he convertido en un proyecto sin prisa, intermitente pero permanente. Siempre está ahí.

magic bike

Cuando nació el marmotillo pequeño todos tuvimos que parar. Había un proyecto más importante que requería toda nuestra energía y los demás se quedaron en pausa. Sé que hay muchas cosas que he dejado inacabadas sin más, sin explicación, y siento que algo me dejo colgando. Poco a poco lo voy retomando, poco a poco voy a ir explicando, pero no quiero que la sensación de inmediatez me lleve, necesito poder ir a mi ritmo. Quiero intentar hacer las cosas bien.

Sé que los que estáis por aquí tenéis mucha paciencia y tampoco os dejáis llevar por las prisas, por eso seguís aquí. Por eso y por vuestro cariño os doy las gracias.

¡Salud!

6 comentarios:

  1. Yo por mi parte me alegro mucho de que así sea. ¡a tu ritmo!
    Gracias a ti.

    Salud. ;-)

    ResponderEliminar
  2. Me parece que el parón fué más que justificado y además, no necesitamos explicaciones. Nos encanta todo lo que compartes con nosotros y lo que no... es porque es para ti y los tuyos y a nosotros no nos incumbe. Descansa y aprovecha esas siestas, que pasan y, luego, cuando el estrés y la rutina vuelven aún es más difícil encontrar momentos para reflexionar y "païr" todo lo que hemos pasado.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Qué bonito lo que me has dicho. Precisamente aunque no necesitéis explicaciones, a veces siento que quiero darlas. ¡Besos!

      Eliminar
  3. :) A mi me encanta abrir esta ventana con la calma que me da, la misma que tu proyectas cuando escribes, con textos ciudados que hacen pensar y dejan una sonrisa.
    Gracias por compatir :*

    ResponderEliminar