jueves, 22 de septiembre de 2016

Arraigar

Por fin he sacado el poncho marrón y naranja, ese que hace juego con la luz y las hojas. Ya llevamos en la bolsa el gorrito de inca y el amarillo de hojas.

El viento seca el aire, viene cargado de ideas y nuevos comienzos. Esta vez no quiero dejar que vuelen, esta vez quiero arraigar. Me apetece el sabor a tierra, dulce o amargo, pero a tierra... acelgas, boniatos, remolachas... voy a arraigar. Poner los pies en el suelo, clavarlos muy adentro y de allí estirarme y crecer.

Otoño

He conseguido volver a poner en marcha la máquina... la de coser, la de fotografiar, la de escribir. El esfuerzo es considerable, pero mi sonrisa también lo es. El horno está a punto para el trabajo de los próximos meses, vuelvo a tener ganas de aprender, de experimentar, de jugar.

Voy a hacer dulce de membrillo, bizcochos sin huevo, mantequilla de avellana y volver a probar la crema dulce de calabaza. Estoy planeando otra tanda de cacao para los labios, sales de baño de avena y quizás alguna crema suave para los codos y las rodillas, que sufren los estragos del frío y la sequedad.

Si dentro de unas semanas no tenéis noticias mías, es que una vez más se me llevó el viento, pero, como siempre, seguro que volveré en otoño.

¡Salud!

martes, 30 de junio de 2015

Pequeño diario de una noche de verano (I)

Nos sentamos en el balcón y una luz naranja ilumina los brotes de la parra virgen de enfrente convirtiéndola en una guirnalda de luz. En ese momento, sobre todo en días en los que las tomateras aún brillan de la lluvia de la tarde, empieza el concierto de nuestro Pepetta Pavarotti (nombrado así en honor al Pavarotti bávaro) y, claro, la ensalada de la cena te sabe a gloria.

2015-07 Julio y agosto de ensaladas

He estado pensando en cómo plantear julio y agosto en Una porción y media. He llegado a la conclusión de que estos días a muchos se nos rompe la rutina y poca es la gente que come sola, por eso el tema de esta vez va a ser bimensual. Llegan las vacaciones, ya lo dije en el post anterior, y las cosas van con más calma, con otros ritmos, vamos a descansar, a saborear…

Para participar, sólo hace falta subir al grupo de Flickr una foto de vuestras comidas en solitario, pueden ser ensaladas o no, pero lo importante es que sean comidas (no cenas, desayunos o meriendas) o a Instagram con el tag #unaporcionymedia o #julioyagostodeensaladas.

¡Salud!

domingo, 21 de junio de 2015

Dicen que es verano

Aquí va un post de excusas y muchos (demasiados) links...

Dicen que es verano y deben de tener razón, porque el barrio huele a tilos en flor y el tiempo libre que tengo lo dedico a tomar cervecitas en el balcón, a ir de picnic en picnic por la ciudad, a recoger mariquitas y acariciar caracoles. No me apetece sentarme delante del ordenador de manera activa y tengo la inspiración (sobre todo fotográfica) un poco floja.

.

Este principio de verano lo estoy dedicando básicamente a ir a Mordor. Paula lo propuso y ahí que nos fuimos todas. Yo sé que hago trampas, y que eso de caminar está bien, pero acabar todos los paseos en las heladerías cuquis que hay por mi barrio y alrededores no creo que fuera el objetivo de este proyecto sano-sanote. El caso es que el helado me motiva y así ya llevo 136 km caminados (sólo me quedan 2.727 km de nada ;-P)

.

Y cuando no estoy caminando millas más allá de La Comarca estoy buscando temas musicales para mi pequeño proyecto instagramero #sayitwithmusic #diloconmusica. Gracias a este proyecto estoy descubriendo muchas canciones y artistas. Me encanta estar encontrando y recopilando estos pequeños tesoros. Es un proyecto sencillo pero del que estoy enamorada, que me da la oportunidad de explorar mi parte musical, que me permite expresar cosas a través de un medio no visual. No es la primera vez que uno fotografía y música, me he dado cuenta que siempre es en verano y que me hace sentir una extraña alegría.

le daré verde a los pinos

Espero que todo esto haya servido de excusa, porque creo que el verano de la Marmota va a seguir siendo un poco flojo. No es que cierre el blog por vacaciones, pero sí que me tomo vacaciones y eso quiere decir que voy a escribir menos y a vivir más. En realidad, como llevo haciendo todo el mes de junio ;-)

Si no nos vemos por aquí, por allá o por acullá, ¡que paséis buen verano!