domingo, 23 de noviembre de 2014

La vida cíclica de las marmotas

Yo temía que con Salzburgo habíamos dejado atrás el tema circular de las temporadas, de los eventos, el amor por las rutinas y la seguridad de lo de siempre, pero resulta que no.

Resulta que este segundo año inaugurado en Viena descubro la repetición de esquemas y creo que incluso voy a recuperar la antigua etiqueta "Eventos de la marmota", porque hay muchos y buenos.

Film6271_03-4

Algunos eventos de la marmota vieneses indican que estamos en otoño, por ejemplo, el mercadillo del barrio (el amor de los vieneses por los mercadillos y lo viejuno va a dar para un post entero), la fiesta de los piratas de la ensalada,

Image08-2

Image07-1

la exposición de la World Press Photo o las caminatas vinícolas, una tradición inaugurada este año por la familia Marmota.

Film6271_02-3

Film6271_01-2

Sturm, Jause y un buen Toilette, ¡diversión asegurada para toda la familia!

35/52 Sundays

El año que viene lo repetiremos y lo mejoraremos. ¡Salud!

domingo, 16 de noviembre de 2014

Síndrome Walt Disney

La familia Marmota tiene nueva madriguera.

Sí, es más pequeña. Sí, tiene menos encanto que la anterior y sí, estoy imaginando la cara de "están locos estos marmotos" que estáis poniendo, porque es la que me ha puesto la mayoría de la gente cuando hemos hablado del tema. "Pero ahora tenemos balcón" es lo único que se me ocurre decir con cara de circunstancias.

30/52 Sundays

Nosotros estamos contentos. Creo que hemos salido ganando en trato humano, en balcón, en luz (¿he dicho ya que tenemos balcón?, jejeje) y además, el cuarto miembro de la familia, Herr Rodolfo Mallarenga, tiene por fin su propia habitación.

Film6271_19-10

Si es que siempre hemos sufrido de síndrome Walt Disney.

Desayuno para herrerillos y otros vecinos alados

Film6271_17-9

Ingredientes para una familia de cuatro

un buen puñado de frutos secos crudos, por ejemplo, cacahuetes.
un par de cucharadas de mantequilla

Picar los frutos secos no muy finos, mezclarlos bien con la mantequilla y dejarlos en el comedero.

Disfrutar de la alegría y la emoción de ver a los cuatro miembros de la familia de herrerillos desayunando alegremente en tu balcón.

¡Salud!

sábado, 18 de octubre de 2014

Mi verano analógico

Este verano me propusieron un proyecto muy bonico, pero como mi verano ha empezado en septiembre y el analógico (al menos el mío) va un poco lento, pues se me ha echado octubre encima y aún no he compartido ninguna foto veraniega. Pero por fin aquí están las fotos de este verano, que perfectamente podrían ser las del pasado.

.

El tema del analógico me está gustando mucho, tanto, que hace ya tres veranos que me dejo la digital en casa y saco a pasear sólo la analógica. En el blog ya sólo publico analógicas escaneadas y aunque he aprendido mucho sé que me queda mucho por aprender todavía.

.

Sé que no son el tipo de fotos que gustan a la gente, por eso a veces no me atrevo a publicar. Me pica un bisho maligno y pienso que no vale la pena, que no son de suficiente calidad, que más vale que me dedique al parchís…

.

Pero hoy no, hoy tengo mi arma secreta, hoy llevo mis calcetines naranjas que pueden con todo y que curan las picadas de cualquier bisho maligno chupa-autoestimas.

.

Así que me he sentado, he borrado el post mentiroso que escribí anoche y he escrito este, sin más, para recordarme que puedo ser así de lerda frágil y dejarme picar.

52240030-9

Y he recordado por qué empecé todo esto, para algún día volver a releer estas páginas y decir "¡mira! ¡qué felices que fuimos!" y ya.

52240032-12

¡Salud!