lunes, 26 de enero de 2015

Detalles costumbristas

Empecé el año paseando y uno de los paseos que di fue un trayecto corto y habitual de casa al contenedor de la basura. Mirando hacia arriba, las ventanas encendidas y a través, la gente cocinando y trajinando, tuve esa sensación que me encanta. Yo la llamo la sensación “todos están en casa”.

Film6271_21-1

Es un sentimiento a medio camino entre la curiosidad y lo reconfortante de lo cotidiano. Me acompaña desde pequeñita cuando, por ejemplo, lo que más me gustaba de La guerra de las galaxias eran los detalles costumbristas, como la leche azul que toma Luke y su familia en la cena. Quizás sí que hubiera tenido que estudiar antropología.

Image03-1

Ahora observar qué hace la gente en sus casas y en su día a día se ha vuelto más fácil a través de otras ventanitas iluminadas que la gente se deja abiertas en las redes sociales.

Así que si queréis conocer un poco más de los usos y costumbres de la Marmota no dudéis en pasaros por su nueva casita en Facebook y además os podéis asomar por las nuevas ventanas en el blog (arriba a la derecha) para cotillear en sus fotos, sus cosas, sus planes, sus gustos...

Image21-2

¡Allí os espero! ¡Salud!

PD ¿Y la lombarda? Os seguiréis preguntando… No me he olvidado, no… ¡no se me impacienten, por favor! ;-)

domingo, 18 de enero de 2015

Siete (mil) coles y una lombarda

25.9.2014
Querido diario, este otoño he decidido organizarme y comer mejor, así que he encargado una caja de verduras ecológicas. Va a ser genial, voy a ir más relajada porque me lo traen a casa y será más fácil planear las comidas de la semana. He escogido la caja de verduras y frutas regionales, porque, claro, así ahorro CO2 al planeta y me uno en comunión con mi entorno… ¡qué ilusión!

1.10.2014
Ya hemos recibido la primera caja, ¡qué bien! Como es regional, de fruta sólo hay manzanas y peras. Éstas están un poco duras, pero ya madurarán. ¡Qué contentos estamos! Comemos muy bien y nos organizamos mucho mejor, ¡dónde vas a parar!

14.10.2014
Hoy hemos recibido otra vez la caja y vuelve a haber peras de la región, pero las de la semana pasada siguen tiesas… Las verduras son ideales, ¡han empezado a llegar calabazas!

21.10.2014
La caja de esta semana vuelve a tener las piedras peras esas marrones. También nos ha llegado un repollo, claro, como es la caja regional habrá muchas crucíferas, ¡con lo que nos gustan! He hecho una sopita la mar de maja…

0017_15A000010610017-3

4.11.2014
En la caja de esta semana volvía a haber las grnchffrjjjs de las peras que no maduran nunca, aún tenemos las de hace tres semanas. Esta vez además de repollo, había berza ¡me encanta aliñada con hummus!

0028_26A000010610028-8

11.11.2014
He llamado para que no me traigan más peras, porque para jugar a petanca ya tenemos todo el juego. Hoy había un repollo, col rizada y una col china, que es ideal para comer en ensaladas. El repollo lo hice relleno con un picadillo de sofrito, carne, castañas y ciruelas pasas ¡estaba delicioso! Tomo nota del relleno para algún menú de fiestas.

0019_17A000010610019-4

25.11.2014
Hoy han traído otro repollo, col china, coles de bruselas y berza. Tengo aún repollo en el congelador y col china en ensalada de la semana anterior, o achicamos las coles o vamos a morir ahogados en ellas.

2.12.2014
Coles… jajajajaja… coles por todas partes… muajajajajaja…

9.12.2014
He llamado para cambiar la caja regional, se me llenan los ojos de lágrimas al pensar en acelgas o espinacas… ahora mismo me importa un bledo el CO2, la comunión con el entorno y su madre Tierra…

Y os preguntaréis ¿y la lombarda? Paciencia… próximamente… ;-)


domingo, 11 de enero de 2015

Magia

A veces, en vez de buscar en google, llamo a mi madre y entonces aparece en mi cocina la magia de la picada. La picada es algo simple pero que cambia radicalmente el sabor y el aroma del puchero que estás a punto de servir. Las madres catalanas mediterráneas la usan casi a diario y sabe a casa, a comidas en familia y a Mediterráneo.

Puchero de acelgas y garbanzos

Image20-4

Ingredientes

aceite de oliva
un puerro
medio kilo de acelgas
un bote de 300 gramos de garbanzos
sal

para la picada:
dos rebanadas de pan blanco
dos ajos enteros
aceite de oliva
un poco de comino
una pizca de pimentón

Se corta el puerro a rodajas y se pocha en aceite de oliva con un poco de sal para que no se dore demasiado. Cuando el puerro está tierno, se añaden las acelgas también lavadas y cortadas a tiras. Se cubre todo con agua y se deja cocer hasta que las pencas de las acelgas estén tiernas. Se añaden los garbanzos. Mientras, se fríen los ajos y el pan en aceite de oliva hasta que estén dorados (¡ojo! que se chamuscan enseguida), se dejan enfriar un poco y se machacan en el mortero con el comino y el pimentón. Cuando el puchero ya esté listo, se añade la picada (se puede desleír con un poco del caldo del puchero), se apaga el fuego al cabo de un par de minutos, se tapa la olla y se deja reposar un rato mientras se pone la mesa y se recoge un poco la cocina.

Se sirve caliente con pan para mojar o hacer barquitos.

¡Salud!