jueves, 23 de octubre de 2008

Cuartos, corazón y piel.

Es curioso como nos llegan los recuerdos. Yo siempre me acuerdo de mi yayo Fernando cuando pelo una manzana. A causa de la diabetes que padecía, su eterno postre era esa fruta.

Lo que más me llamaba la atención era su meticulosa manera de pelarlas... primero las cortaba en cuartos, después las descorazonaba y por último pelaba los trozos.

manzanas cuartos
corazón piel

Incluso alguna vez que lo había acompañado a la Plaza Real, su cita con la golden delicious era ineludible. Sacaba su navajita y encima de un papel de periódico se entregaba a su ritual... cuartos, corazón y piel.

Para él va este postre que propongo para esta edición del HEMC 26 en el que Don Lucho nos propone cocinar pensando en los diabéticos.

Crumble de otoño

crumble

Ingredientes (para 2/3 personas):

medio kilo de manzanas ácidas
un puñadito de arándanos secos
media taza de zumo de naranja sin azúcar
media cucharadita de canela (de mágicas propiedades)
50 gr de harina integral
50 gr de aceite vegetal neutro
50 gr de copos de avena
un puñado de nueces peladas y gruesamente picadas
una cucharada de jarabe de ágave

Calentar el horno a 190ºC. Pelar las manzanas: cuartos, corazón y piel. Después cortarlas a láminas. Ponerlas con los arándanos y la canela en un recipiente para horno y regarlo todo con el zumo.
Mezclar en un bol aparte la harina con el aceite, los copos de avena, las nueces y la cucharada de jarabe de ágave.
Espolvorear la mezcla de harina encima de las manzanas y hornear unos 45 minutos, hasta que esté dorado por encima.
Se puede servir con yogur o con queso fresco.

¡Salud!

20 comentarios:

  1. Maravilla de postre, a mi abuelita que era diabética le hubiera encantado

    ResponderEliminar
  2. Una verdadera delicia!. Aquí no tengo Ágave, pero sí yacón, que es lo mismo. Lo probaré

    ResponderEliminar
  3. Hola Marona.

    Pues sí que apetece ese postre tan rico y sano.

    Y ahora, que estamos en temporada de manzanas y con tantas variedades...

    Es la fruta preferida de nuestra pequeña Lucía: se las come como "chuches".

    Seguro que este platole encanta también.


    Saludos y buen provecho.

    ResponderEliminar
  4. cibercuoca, gracias :)

    Don Lucho, uy, menos mal que le das el visto bueno... estaba un poco "nerviosilla" porque hacer un postre para diabéticos no es nada fácil... ¡si lo pruebas ya me dirás que tal te parece!

    El Secretario, ¡qué suerte que a la pequeña Lucía le gusten las manzanas! A mí de pequeña no me gustaban nada pero ahora me encantan.

    ¡Gracias por los comentarios! ¡Besos!

    ResponderEliminar
  5. Qué rico niña!!!!a mi los crumbles me encantan y este tiene una pinta deliciosa!!! Besos!!!!

    ResponderEliminar
  6. La abuela de mi chico sigue ese mismo ritual para comer las manzanas, no tengo ni idea de porque esos pasos.

    ResponderEliminar
  7. Es curioso como hay cosas, músicas, hábitos, que tienen la virtud de hacer presente a la gente que nos falta...Schöne Grüße guapa :-)

    ResponderEliminar
  8. !Qué de cosas ricas salen del ágave!
    Nunca hice un crumble y me tienta tanto...ríquisima pinta
    Besos

    ResponderEliminar
  9. Con tu permiso te la voy a copiar :)))) Me ha seducido totalmente este crumble

    besitos

    ResponderEliminar
  10. Com ens agraden les teves entrades en el blog, de debó escrius tant bé i les teves fotos són tant bones que fruim moltíssim amb tu i amb el que publiques.
    Pura poesia.
    petons.

    ResponderEliminar
  11. Qué gracia Marona, yo también había acompañado alguna vez a mi abuelo a comprar sellos y monedas a la Plaza Real.Me parece que el crumble se está convirtiendo en un clásico de aquellos que uno nunca se cansas de hacer y de comer y con múltiples variaciones.
    Un beso

    ResponderEliminar
  12. En nuestra casa siempre se han comido así las manzanas y las peras, aunque yo las prefiero sin pelar, sobre todo cuando son rojas y crujientes.
    Este post me viene que ni pintao, compré dos kilos y medio de manzanas y no sabía qué hacer con ellas, jaja, es lo que tiene el Penny, que siempre picas...
    ;)

    ResponderEliminar
  13. ¡Qué rico!
    Te copio la receta....Aunque tengo una de pendientes que no veas...
    Saludos

    ResponderEliminar
  14. ¡Hmmm, lecker!
    He tuneado tu receta sustituyendo los arándanos por pasas y el jarabe por azúcar morena, y ha quedado muy muy rico. Jo, y qué fácil :)

    ResponderEliminar
  15. Creo que he llegado a un punto en el que la manzana me es imprescindible. Me tomo como mínimo un par al día, todos los días, y si no tengo mi manzanita después de comer me siento rara el resto de la tarde. Cuando viajo suelo llevarme una en el bolso y todo ^^U

    Qué postre más bueno, y cómo debe oler la cocina mientras se hornea... ains, taaan otoñal ^^

    Besos!

    ResponderEliminar
  16. salvia, ¡gracias! Estaba bien rico, ¡incluso al día siguiente para desayunar con bien de yogurt!

    Quemona, mmmh... ¿no será la abuela de tu chico murciana? A lo mejor viene de ahí esta costumbre :)

    Paco, es verdad, hay palabras, olores, sabores, maneras de hacer las cosas que conectan directamente con el recuerdo de cierta persona ¡Como si fuera magia!

    Ana, gracias :)

    Marisa, yo he descubierto el jarabe en cuestión aquí en Austria porque con lo golosos que son tienen un problema de diabetes y existen miles de productos para sustituir el azúcar.

    Carmen, pues si lo preparas, ya me dirás cómo te ha quedado :)

    La cuina vermella, ui, vermella m'he posat jo... mira que sou exagerats!!! Una abraçada!

    CRIS, es curioso porque apenas recuerdo la plaza pero recuerdo perfectamente el "esmorzar" que llevaba mi abuelo y cómo se lo comía... el crumble me parece uno de los grandes inventos del mundo mundial, está rico,es rápido y se puede hacer con la fruta que tengas por casa.

    con Ka, aish, mijita... yo aún no he caído en la tentación, pero esos cubacos de 5 kilos de manzanas me llaman como sirenas :D:D:D Me alegro de que te gustara el crumble, realmente es un postre la mar de apañao.

    María, bueno, pues ya le llegará su turno :)

    Akane, pues tu disfrutarías como una enana en estas tierras, porque hay un montón de variedades distintas con su sabor y su textura diferentes ¡¡es genial!!

    ¡Muchas gracias por vuestros comentarios y un abrazo gordo!

    ResponderEliminar
  17. Qué recuerdos!!! Mi abuelo también tenía su ritual pelando manzanas: siempre con su navaja y sacando la monda entera...ya no me acordaba y tu bonito post me lo ha traído otra vez a la mente.
    Un saludo!!

    ResponderEliminar
  18. Hola Marona,

    El crumble... ¡¡fantástico!! Gracias por la receta.

    Un beso

    ResponderEliminar
  19. Mar, son esas pequeñas cosas las que más recuerdo o identifico con una persona en concreto. Me alegro de haberte traído tiernos recuerdos :)

    Carmen, ¡de nada! Me alegro un montón de que te haya gustado. :) Gracias por pasarte a comentarlo, así sé que a otros también les ha salido bien la receta.

    ¡Besos a las dos!

    ResponderEliminar